Aproximaciones teórico-metodológicas en torno al uso del portafolio como estrategia de evaluación del alumno en la práctica docente. Experiencia en un curso de Laboratorio de Didáctica en la docencia universitaria

Publicado: 
2010
Fuente: MORÁN OVIEDO, Porfirio. Aproximaciones teórico-metodológicas en torno al uso del portafolio como estrategia de evaluación del alumno en la práctica docente. Experiencia en un curso de Laboratorio de Didáctica en la docencia universitaria. Perfiles Educativos [en línea] 2010, vol. XXXII
 
El presente artículo plantea el carácter pedagógico del portafolio del estudiante y su uso como una estrategia no tradicional de evaluación de la enseñanza y el aprendizaje, a partir de una experiencia llevada a cabo en el año 2008, en un Laboratorio de Didáctica en el Colegio de Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de México. 
El investigador, Porfirio Morán Oviedo, centra su atención en las condiciones psicopedagógicas implícitas en todo acto educativo, advirtiendo el hecho de que no recibe el merecido tratamiento por los investigadores de la evaluación. Asimismo se subraya el papel fundamental de la evaluación en todo proceso de enseñanza y aprendizaje. El autor del trabajo propone encarar la docencia de tal manera que permita que «el profesor aprenda a la vez que enseñe y el alumno enseñe a la vez que aprenda». 
El uso del portafolio del estudiante como estrategia de evaluación, sostiene Morán Oviedo, surge de los cambios teóricos, metodológicos e instrumentales registrados en los últimos tiempos y le brinda soporte a los nuevos enfoques psico-pedagógicos según los cuales, el estudiante tiene un rol activo en la construcción del conocimiento respecto a la cual el docente funge como «mediador y propiciador».

Entre las múltiples ventajas del uso del portafolio como método cualitativo de evaluación que se detallan en el estudio figuran: constituir un proceso constante de reflexión, fomentar la actividad personal, facilitar el desarrollo y evaluación de capacidad y habilidades complejas e integrales, conseguir un aprendizaje significativo, personalizar el proceso de evaluación y permitir aprender a través de la evaluación.
 
La evaluación, considera el autor, tiene que ser continua, participativa, integradora, reguladora y representar un elemento de mejoramiento del proceso educativo.
Actualizado: Abr. 12, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: