La evaluación en manos de los participantes: el uso de las reflexiones de los docentes para evaluar el desarrollo profesional en la integración

Publicado: 
Otoño 2010
Fuente: Journal of Digital Learning in Teacher Education, 27(1), 22-29. (Otoño 2010).
(Revisado por el equipo de redacción del portal ITEC)

 

Teniendo en cuenta la gran cantidad de tiempo y los altos montos de dinero que se han invertido en las últimas décadas en programas de desarrollo profesional docente en tecnologías de la información, surgen interrogantes acerca de cuán eficaces han sido estos programas y según qué criterios lo vamos a juzgar.
 
En el presente artículo el autor analiza los modelos de evaluación presentados en dos recientes meta-análisis sobre la evaluación de la eficiencia de los programas de desarrollo profesional (Timperley et al., 2007; Lawless & Pellegrino, 2008). El autor reflexiona conceptualmente en cuanto a las caracteristicas que deberían tener estas evaluaciones en el contexto particular de desarrollo profesional docente en la integración de la tecnología.
 
Los proyectos y evaluaciones del desarrollo profesional
 

El autor describe tres programas de desarrollo profesional de Nueva Zelanda, que conformaron la base de la revisión reflexiva de la evaluación en el desarrollo profesional tecnológico. Todos tenían un enfoque tecnológico e incluían, de una u otra manera, un componente de investigación-acción.

 
El primero de los tres programas fue un programa nacional a gran escala de desarrollo profesional para docentes en la integración de nuevas tecnologías, conocido como el programa de «Desarrollo Profesional en las Tecnologías de la Información y la Computación» (ICTPD, por sus siglas en inglés). En este programa, grupos de 3 a 5 escuelas se asociaron para proporcionar a sus docentes un programa de 3 años en la aplicación de la tecnología en los currículos.
 
El segundo programa de desarrollo profesional fue un proyecto realizado en una escala mucho menor, que tuvo lugar durante más de 2-3 años en una institución educativa (la escuela New Zealand Correspondence School). En este programa, un grupo de 15 docentes de la «e-sección» de la escuela, examinaron un método nuevo de educación en línea basado en la tecnología, para enseñar a clases aisladas dispersas por todo el país, utilizando la investigación-acción como su formato de desarrollo profesional (Ham, Wenmoth& Davey, 2008).
 
El tercer programa era del tipo de colaboración sabática, conocido en Nueva Zelanda como E-Learning Becas. Bajo este sistema de becas, 10 docentes innovadores, que adquirieron reputación en el uso eficaz de las nuevas tecnologías en sus clases, dirigieron durante un año una investigación en su trabajo conjuntamente con sus propios alumnos.
 
El autor concluye que ubicando a los docentes en el centro de los diseños de desarrollo profesional (DP) que están basados en la investigación-acción, aumenta el potencial para vincular los efectos docentes y los resultados de los estudiantes por una parte, con los aspectos de la experiencia de DP por la otra. De esta manera, la amplia base de evidencias, desde la perspectiva de los participantes, permite que el DP sea formativo, sensible e iterativo a medida que va avanzando con el correr del tiempo.
 
Referencias:
Ham, V., Wenmoth, D., & Davey, R. (2008). Teachers doing IT for themselves: Action research as professional development. In Borthwick and Pierson (Eds.), Transforming classroom practice: Professional development strategies in educational technology. Eugene, Oregon: ISTE.
 
Lawless, K. A, & Pellegrino, J. W. (2007). Professional development in integrating technology into teaching and learning: Knowns, unknowns, and ways to pursue better questions and answers. Review of Educational Research, 77(4), 575–614.
 
Timperley, H., Wilson, A., Barrar, H., & Fung, I. (2007). Teacher professional learning and development: Best evidence synthesis iteration (BES). Wellington: Ministry of Education.
Actualizado: Mayo. 29, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: