La impronta de los aprendizajes en un mundo tecnológicamente globalizado: ¿podrá construir su futuro la escuela de hoy?

Publicado: 
Ene. 10, 2011
Fuente: Revista Iberoamericana de Educación N° 54/5 – 10 de enero 2011.
Este singular artículo –publicado en el marco de la columna de opinión «Las miradas de Jano» de la citada revista– parte del planteo que el paradigma esencial de la educación de hoy es el cambio. En base a este reconocimiento se exponen interrogantes acerca de los nuevos desafíos que afronta la educación en la actualidad.
Las nuevas tecnologías, sostiene el autor, cuestionan los marcos educativos instituidos, resultando la escuela una de las instituciones más afectadas por los cambios que experimentan las nuevas maneras de circular de los saberes fuera del entorno escolar.
Los «nuevos entromentidos» como denomina García Teske a los novedosos elementos que actúan en el terreno de la educación, establecen una nueva dicotomía: asimilar su presencia o tomar distancia que, afirma, ubican a la escuela en «zona de riesgo». La crisis que surge de la ruptura del modelo enseñanza-aprendizaje vigente es entendida por el autor en su doble sentido: ruptura y oportunidad para el cambio.
En la actualidad el sintagma «aprender a aprender», señala, constituye el eje de los debates teóricos y de las prácticas educativas, generando nuevos desafíos. La pregunta relevante en cuanto a las nuevas tecnologías, reflexiona, no es si son o no útiles sino quién las usa, cómo y con qué fines.
En el contexto de los interrogantes que se formulan acerca de los nuevos desafíos y roles de la escuela y de los docentes en los escenarios educativos actuales se hace referencia a la lógica de la simulación y a la tesis de Baudrillard (1993) acerca de que lo real es hiperrealizado.
Referencia
Baudrillard, J. (1978, 1993). Cultura y simulacro. Kairós, Barcelona.
Actualizado: Mar. 17, 2012
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: