De la noción de calificación a la noción de competencia: sugerencias para el profesorado

Publicado: 
Ago. 07, 2009
Fuente: Rodríguez Gómez, Juana María (2009). De la noción de calificación a la noción de competencia: sugerencias para el profesorado.REIFOP, 12 (2), 93-101.
 
La «competencia profesional» es el tema central del presente artículo. La autora, Juana M. Rodríguez Gómez, se detiene en su definición a partir de la certeza de que ésta permitirá delinear el quehacer educativo del docente.
 
Según Rodríguez Gómez, por la influencia de los sistemas de producción y el desarrollo tecnológico, el concepto de competencia profesional, que combina el «conocer con el saber hacer», reemplaza actualmente la noción de calificación propiamente dicha. La esencia que comparten las diferentes propuestas de definiciones destaca el componente «aplicativo y contextualizador» del concepto de competencia.
 
El cuestionamiento acerca de cuáles son las competencias docentes que se desarrollan en la escuela democrática es el eje inspirador del presente trabajo, en el que se describen tipologías de competencias propuestas por varios autores. A lo largo del artículo la autora se explaya detenidamente sobre los siguientes denominadores comunes de las tipologías mencionadas.
 
a. Capacidad organizativa: recomendaciones respecto a la organización del tiempo, del espacio físico y de los sistemas de aprendizaje. Por ejemplo, elaborar una agenda que ordene prioridades a medio y corto plazo y disponer del aula y del centro docente de la manera más conveniente para conseguir los objetivos educativos.
 
b. Trabajo en equipo: pautas de trabajo para los agentes (equipos de asesoramiento pedagógico, centros especializados, servicios sociales) que interactúan para brindar atención global a los problemas educativos.
 
c. Capacidad para resolver conflictos con el alumnado: sugerencias de parámetros de acción que responden a la pregunta, ¿cuál es el saber hacer del profesorado frente a los problemas de convivencia en el aula?
 
d. Conocimiento del lenguaje no verbal en las situaciones educativas: clasificación de los comportamiento disruptivos en dos categorías, según si interrumpen o no el ritmo de la clase, destacando el papel crucial del lenguaje no verbal en la resolución de conflictos de convivencia en el aula,
 
e. Participación en la gestión del centro: Enumeración de acciones relacionadas a la gestión educativa, basadas en los principios de confianza, la libertad y la autonomía.
 
f. Utilización de las nuevas tecnologías: detalle de recursos tecnológicos destinados a facilitar el trabajo docente y de sus implicancias en el terreno social (¨la información es poder¨).
 
Conclusión:
La competencia en el ámbito docente se involucra con el proceso de enseñanza –aprendizaje mediante el cual se aprender a hacer, a convivir y a ser, a diferencia de la calificación, que hace referencia al conocimiento y a un momento puntual del desarrollo. Desde esta perspectiva, concluye Rodríguez Gómez, «la competencia constituye la base sólida sobre la que construir el edificio educativo».
Actualizado: Abr. 12, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Comments:

Muy interesante el artículo, además que el tema del desarrollo de competencias desde la educación básica es uno de los aspectos polemicos en educación. La gran incognita sería ¿como hacer que esta formación por competencias continue en la educación superior? Saludos,

Agregar comentario: