Formación de la sensibilidad cultural de los formadores de docentes

Publicado: 
Otoño 2009
Fuente: Action in Teacher Education, vol. 31 no. 3, (Otoño 2009) pp. 19-27
(Revisado por el equipo de redacción del portal Itec(
Dado que el número de alumnos con cultural y/o linguísticamente diversos (CLD por sus siglas en inglés) que se educa en escuelas públicas en Estados Unidos está creciendo enormemente, los formadores de docentes deben asumir la responsabilidad de preparar a los candidatos a maestros para trabajar en las aulas diversificadas de hoy en día.
Esto puede representar una dificultad, en la medida que los formadores de docentes no son culturalmente sensibles respecto a los contenidos y a la pedagogía de sus currículos. Los formadores de docentes pueden beneficiarse de la participación en el desarrollo profesional en este ámbito.
En este artículo, la autora analiza la literatura profesional sobre el tema de la sensibilidad cultural en la capacitación para la enseñanza superior. La autora se centra en los resultados pretendidos del desarrollo profesional, incluyendo los conocimientos, las habilidades y la disposición del equipo de docentes.
Disposición
Los dos resultados siguientes fueron respaldados por la literatura profesional.
El valor de la diversidad: Los formadores de docentes no ejercerán un efecto positivo sobre las convicciones de los docentes preservicio respecto a la diversidad, si ellos mismos no aprecian la diversidad y por lo tanto, dan el ejemplo con los valores que ellos propugnan (Tatto, 1996).
Autoreflexión sobre valores, convicciones y actitudes culturales personales. La mayoría de los potenciales docentes ingresan a los programas de preparación sin estar familiarizados con sus propios valores culturales y conocimientos estereotipados acerca de las culturas ajenas (Hoover, Klinger, Baca & Patton, 2008). La autoreflexión es comunmente utilizada en los programas de preparación docente para desarrollar la autoconsciencia. La autoreflexión es importante no sólo para los candidatos a docentes sino también para los miembros del equipo docente que deben examinar sus propios entornos, los que moldearon sus valores, sus convicciones y sus actitudes culturales.
Conocimientos
Más aún, los formadores de docentes también tienen que asumir conocimientos acerca de la diversidad y de cómo ésta incide en las escuelas para las cuales ellos están preparando a los futuros docentes. La autora seleccionó tres conceptos cruciales que afectan más directamente a los candidatos a maestros, los cuales la literatura profesional sugiere que deberían ser incluidos en el desarrollo profesional de los formadores de docentes.
Estándares de diversidad. Los formadores de docentes tienen que conocer los estándares de diversidad tal como son definidos por asociaciones profesionales, organizaciones acreditantes y por los estados. Ellos deben estar familiarizados con el funcionamiento de los programas de formación docente (por ej. contratación y retención de candidatos a docentes y miembros del equipo de docentes con sensibilidad cultural), así como con los estándares de diversidad para candidatos de docentes (por ej. prácticas docentes respecto a la sensibilidad cultural).
El papel del primer lenguaje y la primera cultura en el aprendizaje. Los niños desarrollan el lenguaje que se usa en el ambiente hogareño y lo traen al aula. Este conocimiento enriquecedor provee la base para la continuación del desarrollo del lenguaje, para el significado de conceptos adquiridos y para un importante aspecto de sus identidades (Clayton, Barnhardt, & Brisk, 2008).
El equipo docente debe adquirir una comprensión de los efectos linguísticos y culturales en estudiantes de contextos de diversidad cultural y lingüística, de tal manera que ellos estén más capacitados para integrar estos conocimientos en sus cursos.
Prácticas de capacitación para estudiantes de contextos con diversidad cultural y linguística. Todos los docentes tienen que aprender prácticas docentes efectivas para estudiantes de contextos con diversidad cultural y lingüística..
Aptitudes
Los formadores de docentes necesitan conocimientos y predisposición pero también deben ser capaces de infundir una perspectiva multicultural en el currículo, modelando las aptitudes (específicamente, prácticas docentes efectivas) y creando un ambiente abierto y seguro en el aula.
Actividades para el desarrollo de sensibilidad cultural
Una vez que se establecieron los resultados pretendidos para el desarrollo profesional, se deben planear e implementar las actividades que más favorezcan estos resultados.
Las actividades pueden incluir la asistencia a conferencias, proyectos autodirigidos, discusiones grupales, consultas con expertos, talleres de trabajo, actividades de reflexión, y demás (Nevarez-La Torre, Sanford-DeShields, Soundy, Leonard, & Woyshner, 2008).
El autor epiloga que a pesar de que presenta varias ideas de los resultados pretendidos y de actividades, aún no existe un consenso respecto a la mayoría de los modelos efectivos del desarrollo profesional de actividades para formadores de docentes.
Referencias
Clayton, C., Barnhardt, R., & Brisk, M. E. (2008). Language, culture, and identity. In M. E. Brisk (Ed.), Language, culture, and community in teacher education (pp. 21-45). New York: Erlhaum. .

Hoover, J. J., Klingner, J. K., Baca, L. M., & Patton, J. M. (2008). Methods for teaching culturally and linguistically diverse exceptional learners. Upper Saddle River, NJ: Merrill Prentice Hall.

Nevarez-La Torre, A. A., Sanford-DeShields, J. S., Soundy, C., Leonard, J., & Woyshner, C. (2008).Faculty perspectives on integrating linguistic diversity issues into an urban teacher education program. In M. E. Brisk (Ed.), Language, culture, and community in teacher education (pp. 267-312). New York: Erlbaum. .


Tatto, M. T. (1996). Examining values and beliefs about teaching diverse students: Understanding the challenges for teacher education. Educational Evaluation and Polio Analysis, 18(2), 155-180.

Actualizado: Abr. 12, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: