Ensayo crítico sobre educación ambiental

Publicado: 
2012
Fuente: Diálogos Educativos, N° 24, Vol. 12 – Año 2012.
 
La educación ambiental (EA), se sostiene en esta aportación, representa un elemento esencial para la consecución de objetivos enfocados hacia el desarrollo sustentable, ya que los conocimientos que propicia facilitan la solución de problemas en las áreas relevantes (cultural, social y entorno natural). Consecuentemente, favorece la relación del hombre con su ámbito cercano así como con el comunitario, nacional y mundial.
 
Asimismo, se agrega, la educación ambiental implementada desde un enfoque crítico promueve el desarrollo de valores, actitudes y habilidades que contribuyen a la formación de criterios propios. Estas aptitudes se cristalizan en actuaciones constructivas y responsables en cuanto a la vinculación con el entorno natural, y en un compromiso para actuar en pos de cambios sociales, culturales y económicos.
 
Al hacer referencia a las diversas modalidades de incorporación de la EA al currículo se subraya la importancia de plantearla desde una perspectiva sistémica como proceso formativo integral y continuo, y de implementarla en marcos de capacitación formales, no formales e informales,
 
Finalmente, se destaca el papel fundamental que cumple la EA y la necesidad de ampliar su alcance argumentando que el grave problema actual de degradación ambiental es consecuencia de la contaminación producida por el hombre y la sociedad.
Actualizado: Oct. 20, 2013
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Comments:

La Educación Ambiental constituye una herramienta valiosa, la cual contribuye en elevar los niveles de conciencia de los sujetos. La escuela constituye un mecanismo idóneo para promover la conciencia ecologista en los sujetos que aprenden, pudiendo extrapolar esa actitud hacia los demás actores educativos. Un sujeto educado ambientalmente, es capaz de amarse así mismo y de amar a los demás seres que habitan a su alrededor. En ese sentido, es capaz de valorar los recursos naturales, haciendo uso sostenible de los mismos, asegurando de esa manera la supervivencia de las presentes y futuras generaciones.