Educadores militantes: Educar para la vida mediante el trabajo en empresas de inserción

Publicado: 
2018

Fuente: Educatio Siglo XXI, Vol. 36 Nº 2 • 2018, pp. 43-64. (Reseñado por el equipo del Portal).

El derecho a la educación de adultos de contextos de vulnerabilidad, que en su mayoría pasaron por situaciones de marginación y exclusión, se exploró en esta aportación a la luz del enfoque de educador militante de Juan Manuel Escudero (2012), quien asocia este perfil con tres tipos de fortalezas: intelectual, emocional y moral.

El estudio se centró en prácticas de aprendizaje intencional e informal desarrolladas en el ámbito productivo, en empresas de inserción. Estas son PYMES (pequeñas y medianas empresas) que contratan a trabajadores en procesos de inclusión social y combinan el quehacer laboral con el educativo, en una modalidad denominada acompañamiento.

Investigación
Durante los años 2015-2017 se llevó a cabo un estudio cualitativo longitudinal que contó con una muestra integrada por 24 miembros del personal de acompañamiento y producción, a quienes se aplicó una entrevista semiestructurada. También se utilizó la técnica de observación. En el artículo se exponen tres casos.

Los participantes no eran docentes y cumplían una doble función, de educar y aportar a la dimensión productiva a nivel laboral.

Resultados y conclusiones
Los hallazgos evidenciaron las fortalezas de los educadores militantes señaladas por Escudero, a quienes se describió como «formadores, acompañantes y mentores».

También se subrayó la vocación de servicio de los entrevistados así como su ética laboral, la conciencia de colaboración y la comprensión de que el ritmo individual debe guiar el trabajo educativo.

Referencia

Escudero, J.M. (2012). Militantes. En J. Sáez y J. García (cords.) Metáforas del educador. Valencia: Naullibres, 113-120.
 

Actualizado: Jul. 28, 2019
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: