Profesionales del futuro: La formación por competencias a través de la co-presentación.

Publicado: 
2020

Fuente: Graell, M. (2020). Profesionales del futuro: la formación por competencias a través de la co-presentación. CLIL Journal of Innovation and Research in Plurilingual and Pluricultural Education, 3(1), 45-55. (Reseñado por el equipo del Portal).

A partir del enfoque por competencias que promueve el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), en esta contribución se delineó una experiencia práctica de co-presentación de proyectos, desarrollada en un ámbito universitario español de formación del profesorado.

En la propuesta que se delineó subyace la concepción de la dinámica enseñanza-aprendizaje como un proceso artesanal y birediccional, sustentado en la participación activa de docentes y discentes.

Experiencia educativa
La iniciativa se llevó a cabo en el marco de la asignatura Aprendizaje de las lenguas y lectoescritura III, del programa de formación de maestros para el nivel de educación infantil, en la Universitat Internacional de Catalunya.

El propósito de esta práctica pedagógica fue incentivar a los estudiantes a indagar acerca de las características de las bibliotecas escolares en la actualidad y elaborar una propuesta de adaptación a la realidad de mediados del siglo XXI.

Feedback y feedforward
Articulando con el concepto de evaluación continua que fomenta el EEES, se aludió a dos tipos de retroalimentación: feedback, que proporciona el docente a lo largo del programa y feedforward, que les permite a los discentes, con la ayuda de sus pares, distinguir entre lo que funcionó bien y lo que no.

Al describir la actividad, se resaltó la importancia del reto que se plantea a los estudiantes, que es el factor que debe motivarlos e interesarlos en participar. Igualmente, se detallaron las 6 fases que abarca: introducción del proyecto; distribución en grupos heterogéneos; trabajo colaborativo; intercambio de trabajos escritos; presentación de los proyectos elaborados por otro equipo; valoración de los documentos escritos y la exposición oral.

La co-presentación de los proyectos (cada trabajo fue presentado por un equipo de pares que no incluía a los realizadores) se resaltó como una de las singularidades de la experiencia, argumentando que esta estrategia promovió el trabajo colaborativo.

Siguiendo a Schön (1992), la propuesta impulsò la reflexión dado su valioso aporte en la profundización del aprendizaje. También se mencionaron los diferentes aspectos de la pirámide de Miller (1990), centrados en propiciar el «saber; saber cómo aplicar, saber mostrar y saber hacer», que inspiraron la propuesta.

Se destacó que para la implementación de esta metodología es necesario tener en cuenta el contexto, la planificación de la asignatura y la preparación del profesorado.

Bajo este prisma, el proceso formativo está sustentado en cambios esenciales en los papeles del profesorado y del alumnado. Mientras que los primeros, deben adoptar un rol de guía de los estudiantes, estos deben involucrarse, reflexionar y asumir la responsabilidad por su propio aprendizaje y comprometerse con él. De esta manera, se sostuvo, se ofrece a los alumnos la oportunidad de aprender a afrontar las «incertidumbres y ambigüedades» que caracterizan actualmente al mundo laboral.

El artículo incluye dos anexos en los que se enuncian las competencias generales y específicas que se pretende que desarrollen los futuros docentes.

Referencias
Miller, G. (1990). The assessment of Clinical Skill. Compotence-Performance. Academic Medicine, 9 (65), 63-67.

Schön, D. (1992). La formación de los profesionales reflexivos. Hacia un nuevo diseño de la enseñanza y el aprendizaje en las profesiones. Barcelona: Paidós-Mec.

Actualizado: Jun. 22, 2020
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: