Cómo la Formación Docente puede hacer la diferencia

Publicado: 
Nov. 01, 2010
Fuente: Journal of Education for Teaching, Voumen 36, Número 4, pp. 407-423. (Noviembre 2010).
(Revisado por el equipo de Redacción del Portal ITEC).
Este estudio analiza las causas de la brecha entre la teoría y la práctica que hizo de la formación docente una empresa difícil.
Una parte central del argumento de este artículo es la presentación de un modelo de formación docente en el que se distinguen tres niveles de reflexión y que ayuda a enmarcar la relación entre la práctica y la teoría desde una visión específica. Del modelo se desprende que el aprendizaje profesional es un proceso de abajo hacia arriba e individual.
Basándose en este modelo, se describe el denominado "enfoque realista" de la formación docente.
Formación docente realista

Un planteo de la formacion docente que tiene en cuenta el análisis arriba mencionado acerca de la brecha entre la teoría y la práctica, así como el modelo de los tres niveles, es el enfoque realista, desarrollado originariamente en la Universidad Utrecht de los Países Bajos. Sus cinco principios básicos fueron formulados por Korthagen et. al. (2001) de la siguiente manera:

Este enfoque parte de problemas prácticos concretos y de inquietudes experimentados por los estudiantes del profesorado en contextos reales.
Desde esta perspectiva se apunta a fomentar la reflexión sistemática de los estudiantes sobre sus propios deseos, sentimientos, pensamientos y actos, así como los de sus alumnos, sobre el rol que cumple el contexto, y sobre la relación entre estos aspectos.
Este encuadre de la formación se basa en la interacción personal entre los formadores de docentes y los estudiantes del profesorado, y en la interacción entre los estudiantes entre sí.
Este enfoque tiene en cuenta el modelo de formación docente de los tres niveles, así como las implicancias de este modelo respecto al tipo de teoría que se expone.
Un programa realista tiene un caracter marcadamente integral que involucra dos tipos de integración: entre la teoría y la práctica, y entre diversas disciplinas.
En el estudio se exponen evidencias de la efectividad del enfoque realista mediante una breve descripción de una serie de estudios que lo evaluaron y demostraron que efectivamente, hace la diferencia.
Implicancias para la formación docente
Los autores concluyen que la formación docente puede hacer la diferencia, pero eso requiere un diseño cuidadoso del programa en base a:
(1) una elaborada visión del proceso de formación docente deseado;
(2) enfoques pedagógicos específicos; y
(3) una inversión en la calidad del equipo (Korthagen, Loughran y Rusell 2006).
Consecuencias organizacionales
Además, se requieren estructuras organizacionales para apoyar esta pedagogía.
En primer lugar, para unir la teoría con la práctica con la ayuda del modelo ALACT es necesario alternar con frecuencia entre jornadas de enseñanza escolar con encuentros destinados a profundizar las experiencias didácticas.

Segundo, para armonizar entre las intervenciones del docente mentor de la escuela y las del formador docente del profesorado, se requiere de una estrecha colaboración entre las escuelas y el profesorado.

Tercero, el enfoque aquí recomendado supone que es imposible distinguir claramente entre los diferentes temas del programa de formación docente.
Conclusíón y debate
Los autores concluyen que es posible adoptar una postura en cuanto a la brecha entre la teoría y la práctica que conduzca a un fructífero enfoque de formación docente. Este enfoque enfatiza las experiencias, las inquietudes, y las gestals existentes de los futuros docentes, y favorece las transiciones en los términos del modelo de los tres niveles inspirado en el de Van Hiele.
Sin embargo, pareciera que existe una necesidad urgente de un tipo diferente de conocimiento, más conectado con problemas prácticos.
Los formadores de docentes deberían también hacer que sus estudiantes tomen conciencia de la problemática relación entre la teoria y la práctica, y ayudarlos a entender por qué en un principio, la teoría a menudo pareciera no coincidir con sus experiencias y sus gestalts. Pero los docentes del profesorado deberían tambien ayudar a sus estuadiantes a ver que, mediante la reflexión, ellos pueden llegar al nivel del esquema y a partir de ahí, la teoria puede resultar muy útil.
Referencias
Korthagen, F. A. J.\, Kessels, J., Koster, B., Lagerwerf, B. and Wubbels, T. (2001) Linking practice and theory: The pedagogy of realistic teacher education. Lawrence Erlbaum Associates, Mahwah, NJ.
Korthagen, F., Loughran, J. and Russell, T. (2006) Developing fundamental principles for teacher education programs and practices. Teaching and Teacher Education 22:8 , pp. 1020-1041.
Actualizado: Jul. 17, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: