Habilidades y competencias del siglo XXI para los aprendices del nuevo milenio en los países de la OCDE

Publicado: 
2010
 
El presente artículo: «Habilidades y competencias del siglo XXi para los aprendices del nuevo milenio en los países de la OCDE» fue el eje principal, alrededor del cual giró el Congreso Internacional sobre las Competencias del Siglo XXI, llevado a cabo en Bruselas en septiembre de 2009, en el marco del proyecto CERI (Center for Educational Research and Innovation) de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) sobre los Aprendices del Nuevo Milenio (NML por sus siglas en inglés).
 
El informe comparte su doble objetivo con el proyecto mencionado: por un lado, conceptualizar y realizar un análisis comparativo de los efectos de las nuevas tecnologías digitales en el desarrollo cognitivo de los jóvenes (incluyendo sus valores, estilos de vida y expectativas educativas) y por el otro, examinar las respuestas que la política y prácticas educativas dan a este fenómeno.
 
Habilidades y Competencias
 
El trabajo parte del hecho de que el desarrollo social y económico trajo aparejado nuevas demandas a los sistemas educativos, relacionadas con las nuevas habilidades y competencias que exige el siglo XXI, cuyas definiciones analiza, desde diferentes puntos de vista.
 
Por ejemplo, la perspectiva del grupo Common Core que brinda mayor importancia al contenido y al currículo, frente a habilidades como el pensamiento crítico o aprender a aprender, argumentando que tales habilidades no pueden estar al margen de un campo de conocimiento determinado.
 
Otro enfoque desaprueba el uso del término competencia ya que considera que refleja una mirada economicista, según la cual la meta principal de la educación es «preparar trabajadores para economías del conocimiento altamente cualificado o en algunos casos, incluso, para empresas concretas». La crítica a esta visión alude que exagera la relevancia de las competencias relacionadas con el área laboral en lugar de poner enfasis en todas las capacidades humanas.
 
La postura de la OCDE
De acuerdo a la postura adoptada por la OCDE, elaborada a través de la Definición y Selección de las Competencias (DeSeCo), las competencias clave se agrupan en tres categorías que comparten una misma esencia: la capacidad de las personas para pensar de manera independiente y para asumir la responsabilidad de su aprendizaje y de sus actos:
  • Uso interactivo de las herramientas.
  • Interacción entre grupos heterogéneos.
  • Actuar de forma autónoma.
 En base a esta concepción se elaboraron los fundamentos teóricos de PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) que evalúa en qué medida jóvenes de 15 años adquieren los conocimientos y habilidades que requiere la sociedad del siglo XXI.
 
Tipología de habilidades
Los autores proponen la siguiente tipología de habilidades, según su relación con las TIC, centrando su atención en el presente trabajo en la tercera categoría:


* Habilidades funcionales TIC, que incluyen habilidades relevantes para un buen uso de las diferentes aplicaciones;
 
* Habilidades TIC para aprender, que incluyen habilidades que combinan las actividades cognitivas y de orden superior con habilidades funcionales para el uso y manejo de los estas aplicaciones;
 
* Habilidades y competencias del siglo XXI para los aprendices del milenio en los países de la OCDE
 
Definiciones:
En el estudio se presentan las definiciones del glosario Cedefop de la Comisión Europea (Cedefop, 2008): «habilidad es la capacidad de realizar tareas y solucionar problemas» mientras que «competencia es la capacidad de aplicar los resultados del aprendizaje en un determinado contexto (educación, trabajo, desarrollo personal o profesional
Una competencia es por lo tanto un concepto más amplio que puede, de hecho, componerse de habilidades.
 
El cuestionario:
Si bien de las definiciones citadas se desprende que competencia es un término más amplio (que abarca elementos cognitivos, habilidades técnicas, atributos interpersonales y valores éticos), dadas las diferencias que existen en el uso de los conceptos en los distintos países, ambos fueron incluidos en el cuestionario, , sobre cuyas respuestas se basa el presente informe.
 
El cuestionario fue elaborado por la Secretaría del CERI en colaboración con expertos externos y el con el apoyo del Ministerio de Educación de Bélgica y enviado a todos los países miembros de la OCDE, así como a otros estudios y a los currículos. Más allá de los resultados específicos de cada país, sobre los que se detalla en el informe, cabe destacar que la mayoría de los 17 países que completaron el cuestionario afirmaron que cubren la mayoría de las habilidades y competencias en sus normas y pautas.
 
Los países o regiones que entregaron las respuestas antes de fin del 2009 son: Australia, Austria, Bélgica (Flandes), Canadá (New Brunswick), Finlandia, Irlanda, Italia, Corea, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, República Eslovaca, España y Turquía
 
Otros temas sobre los que se centra este estudio: el marco teórico; la evaluación de las respuestas al cuestionario y las conclusiones y recomendaciones pertinentes.
 
Recomendaciones:
Los investigadores señalan una serie de tareas que consideran que urge realizar, entre las que figuran como temas centrales la evaluación y la formación de un profesorado de alta calidad. Asimismo aconsejan definir claramente cuáles son las habilidades y competencias en cuestión y explorar a fondo las metodologías de evaluación TIC. y señalan la importancia de una política educativa que sea responsable del desarrolo de tales aspectos.

Actualizado: Abr. 12, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: