El sentido del humor ¿es incompatible con la dirección escolar?

Publicado: 
Enero-marzo 2013
Fuente: Didasc@lia: Didáctica y Educación, Vol. 4, Nº. 1, 2013 , págs. 181-188. 

El papel del sentido del humor en instituciones educativas, y cómo es visto por los propios actores, se revisa en este ensayo a partir del reconocimiento de que el humor constituye una herramienta fundamental en las prácticas directivas o gerenciales, dada su condición de factor y a la vez elemento motivacional de un buen clima organizacional.
 
El estudio partió de las siguientes premisas: la actitud y la percepción que se tiene de las cosas determinan que una experiencia sea o no agradable; y las instituciones tienen las mismas actuaciones, emociones y sentimientos que los seres humanos.
 
El sentido del humor, se argumenta, no soluciona problemas pero contribuye a cambiar la mirada, y la habilidad para manifestarlo en el ámbito laboral convierte al directivo en una persona más cercana y querida. De aquí se desprende el valioso significado estratégico de su aplicación en la dirección y supervisión escolar, entre cuyos beneficios figuran, entre otros: estimular la innovación, la creatividad y la motivación; atraer y retener al personal; favorecer el aprendizaje.
 
Se concluye subrayando la importancia de que los directivos escolares apliquen el humor como un medio de trabajo y alertando acerca de mitos y temores que se asocian, erróneamente, con la implementación del humor en el nivel directivo de las instituciones educativas.
Actualizado: Oct. 21, 2013
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: