La educación personalizada como herramienta imprescindible para atender la diversidad en el aula

Publicado: 
Marzo-agosto 2012
Fuente: García, Alba (2012). La Educación personalizada como herramienta imprescindible para atender la Diversidad en el Aula. Revista Latinoamericana de Inclusión Educativa, 6 (1), pp. 177-189.
 

«Todos somos iguales pero a la vez diferentes». A partir de este reconocimiento, se presentan en esta aportación pautas a tener en cuenta en la implementación de la educación inclusiva bajo la premisa de que esta debe centrarse en el diseño de un currículo accesible para todos los alumnos, que favorezca el desarrollo del potencial individual de cada estudiante.

 
El trabajo hace referencia a Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, convocada por las Naciones Unidas en el 2006. A la luz de los principios formulados en este encuentro, de respeto por las diferencias y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad humana, se analiza la situación actual en España de los alumnos con necesidades educativas especiales.
 
Las escuelas inclusivas, se expone, son aquellas que desarrollan metodologías pedagógicas que brindan respuesta a la diversidad estudiantil sobre una base igualitaria. En este contexto se resalta la importancia de desarrollar un diseño universal de aprendizaje que eduque hacia la no discriminación y que esté sistemáticamente planificado para afrontar las diferencias individuales.
 
Educación personalizada
La atención a la diversidad debe cristalizarse en una educación personalizada, se sostiene, basada en la igualdad de oportunidades y que contemple las necesidades educativas de cada alumno, desde la perspectiva que ve en las diferencias un elemento enriquecedor.
 
Para personalizar la educación, afirma la autora, es necesario ayudarles a los alumnos a construir un aprendizaje significativo, mediante metodologías cooperativas, que fomenten la creatividad y el aprendizaje activo. Asimismo, se destaca la importancia de conocer a los estudiantes como personas, saber cómo motivarlos y tener en cuenta también dimensiones tales como emociones, intereses, aficiones y situaciones personales.
 
Cabe destacar que el trabajo incluye interesantes parábolas que reflejan dilemas de la educación inclusiva.
 
Actualizado: Feb. 16, 2013
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: