Participación ciudadana y Educación Ambiental. ¿Puede la Educación Ambiental contribuir a una ciudadanía más justa?

Publicado: 
2012
Fuente: Navarro Díaz, M. (2012). Participación ciudadana y Educación Ambiental. ¿Puede la Educación Ambiental contribuir a una ciudadanía más justa? En: De Alba Fernández, N., Garíca Pérez, F. F., Santisteban Ferández, A. (Eds.) Educar para la participación ciudadana en la enseñanza de las Ciencias Sociales. Vol I. (159-164).

La pregunta ¿por qué se enseña a participar?, actúa como disparador de este trabajo en el que se expone que la participación ciudadana contribuye a la consolidación de un estado más justo y del bienestar social. 

Asimismo, la participación ciudadana es considerada una herramienta para la solución de problemas globales entre los que se identifican los ecológicos, sociales y culturales.
 
Una sociedad democrática basada en la participación ciudadana, se señala, favorece el desarrollo individual al contribuir a la Igualdad de oportunidades, la integración, la confianza y el carácter crítico, resaltando que la construcción de la ciudadanía es un proceso que se inicia en el interior de las personas.
 
Un proceso participativo exitoso, se expone, requiere: dos actores activos, el Estado y la ciudadanía, estructuras políticas apropiadas y una educación que fomente la participación y prepare a las nuevas generaciones para la vida en sociedad, respetando la diversidad y velando por la igualdad de oportunidades.
 
En este contexto se presenta la Educación Ambiental (EA) como una herramienta pedagógica, entre cuyas ventajas se destaca el hecho de que permite traspasar las barreras de la educación formal y que estimula el empoderamiento de la ciudadanía. La EA, se afirma, facilita la solución de problemas ecológicos y sociales al fomentar la adquisición de conocimientos y de competencias que favorecen la comprensión de su compleja relación.
 
Los valores que transmite la EA, se agrega, tales como respeto, empatía y solidaridad, contribuyen a incrementar el compromiso con la comunidad, el crecimiento personal y la inteligencia emocional.
 
Finalmente se sugiere implementar la EA, a la que se alude también como Educación Socioambiental, en proyectos de intervención comunitaria, remarcando que sus beneficios repercuten positivamente en todos los ámbitos: individual, comunitario y global.
Actualizado: Oct. 18, 2012
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: