Un modelo de tutoría universitaria para el aprendizaje de materiales instruccionales

Publicado: 
Enero-abril 2011
Fuente: Educación y Educadores. Vol. 14, No. 1 | Enero-abril de 2011 | pp. 85-104.
El presente artículo parte del reconocimiento de que uno de los factores de más incidencia en los problemas de deserción y bajo rendimiento en la educación superior, en América Latina en general y en México en particular, está relacionado con hábitos de estudio inapropiados y la deficiente comprensión de los textos instruccionales.
Asimismo, se expone que la tutoría constituye una de las principales estrategias para el aseguramiento de la calidad en el proceso formativo. La lectura, se afirma, constituye una obligación compartida por el estudiante y el docente, fungiendo este último como mediador del proceso de aprendizaje del alumno, encargado de orientar el uso de las estrategias en base a las necesidades específicas de los estudiantes.
En este contexto, el estudio sobre el que se centra el artículo tuvo por objetivo probar un modelo estratégico de apoyo en la lectura y el aprendizaje de recursos instruccionales en el marco de la tutoría universitaria. Este paradigma, diseñado desde un enfoque cognitivo y sociocultural, se propuso desarrollar en el estudiante un aprendizaje autónomo así como estrategias propicias para comprender, analizar, elaborar, organizar y aplicar el conocimiento adquirido.
Investigación
En el estudio, llevado a cabo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (México), se implementó un diseño cuasiexperimental, con un grupo de tratamiento y dos de comparación, con medidas pretest-postest. La muestra estaba integrada por 59 profesores, 27 de los cuales completaron un curso de formación sobre el modelo e impartieron una tutoría especializada, mientras que los otros docentes impartieron una tutoría habitual, y 200 estudiantes.
Como instrumentos se utilizaron: una entrevista estructurada a los tutores; el Inventario de Estilos de Aprendizaje y Orientación Motivacional (Edaom), de Castañeda & Ortega (2004) y un manual para la estrategia de tutoría especializada.
La investigación se desarrolló en dos fases: diseño y entrenamiento en el modelo estratégico en la tutoría y evaluación pre y post de estrategias de aprendizaje e intervención.
Resultados y conclusiones
Los resultados reflejan, de manera moderada, que la intervención del tutor favoreció el mejoramiento del desempeño estudiantil, en comparación con los otros dos grupos, y que para el aprendizaje de materiales instruccionales se requiere entrenamiento por parte del tutor.
La autora sugiere tener en cuenta que los estudiantes al iniciar los estudios universitarios son lectores inexpertos que se enfrentan a nuevas culturas escritas complejas.
En cuanto a las perspectivas futuras se recomienda realizar un seguimiento y un trabajo supervisado de la aplicación del modelo por parte del tutor e incluir otro grupo de comparación, en el que se capacite al alumno y al tutor, con la finalidad de observar sus efectos en la interacción con el modelo.
Se destaca como uno de los aportes significativos de este estudio la población a la que está dirigido y la participación del tutor como un ejecutor fundamental.
Referencia
Castañeda, S. & Ortega, I. (2004). Evaluación de estrategias de aprendizaje y orientación motivacional al estudio. En S. Castañeda (Ed.). Educación, aprendizaje y cognición. Teoría en la práctica (pp. 227-299). México: UNAM, UdG y Manual Moderno.
Actualizado: Mayo. 20, 2012
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: