Política, diversidad y educación en Chile: todos y todas entran

Publicado: 
2010
Fuente: Educación y Diversidad - Revista Inter-universitaria de Investigación sobre Discapacidad e Interculturalidad, Vol. 4, Nº. 1, 2010, págs. 89-100.

La Educación Intercultural Bilingüe (EIB), eje central del presente artículo, se comprende en Latinoamérica como una forma de incorporar en las prácticas educativas la cultura en general y la lengua en particular de los pueblos originarios.
La institucionalización de este proceso educativo, señala el autor, es una manera de afrontar problemas históricos tales como la marginación de los ámbitos de decisión y poder; currículos nacionales con fuerte tendencia centralista y etnocéntrica; y deficientes resultados académicos que por lo general caracterizan a los niños indigentes en comparación a los alumnos no indígenas.
Frente a esta alternativa, agrega, la irrupción de nuevas identidades que demandan una presencia activa de minorías sexuales, jóvenes y tribus urbanas y poblaciones migrantes provenientes de los países vecinos, exige una mayor apertura en la educación estatal
En este artículo se reflexiona acerca de la tensión entre la EIB y la actual demanda de un currículo más abierto, así como de la utilización de la EIB como una herramienta para generar relaciones basadas en el respeto dentro de la diversidad.
Con este fin se exponen los diversos modelos educativos diseñados para afrontar la diversidad cultural, deteniéndose en los antecedentes, marcos legales y definiciones políticas relacionados con la implementación de la EIB.
Asimismo, se amplía acerca de los nuevos escenarios y desafíos para las políticas educativas que se generaron en Chile a partir del retorno a la democracia en los años noventa. La revisión de estudios que se presenta refleja el alto grado de intolerancia de parte de la población nacional en general, así como de los alumnos, especialmente en relación a la población extranjera. En este contexto se destaca el significativo papel que cumple la escuela en la lucha contra la discriminación.
El autor sostiene que la educación intercultural es el modelo educativo más apropiado para enfrentar los nuevos desafíos de la sociedad chilena, a raíz del creciente movimiento migratorio, y que la intervención política y educativa en pos del respeto por la diversidad no puede reducirse al trabajo con las etnias.
El fin de la educación intercultural, concluye, es mostrar que la diversidad es «un hecho natural y característico de toda sociedad humana».
Actualizado: Mayo. 12, 2012
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: