Los límites de la educación en valores cívicos: cuestiones y propuestas pedagógicas

Publicado: 
2011
Fuente: Educación XX1. 14.2, 2011, pp. 263-28.
 
El presente estudio parte del reconocimiento de que en la actualidad existen graves dificultades en lo que se refiere al fomento y desarrollo de los valores ciudadanos requeridos para la convivencia armoniosa en una sociedad abierta, heterogénea, pluralista y en constante transformación.
 
La responsabilidad de la transmisión de estos valores, se expone, fue recayendo progresivamente en la escuela. Los autores sostienen que si bien la educación, comprendida como un procedimiento asistencial, representa un instrumento necesario, no puede ser la única responsable de la conformación de la conducta cívica de una sociedad democrática.
 
El trabajo explora los límites de la educación en cuanto a su papel de promotor de individuos cívicos y su condición de herramienta paliativa y correctora de situaciones sociales anómalas. En este contexto se examinan dos conceptos: el hombre consumista frente al hombre ciudadano.
 
El significado de civismo que se plantea y que subyace en el paradigma educativo que se propone va más allá de los deberes y derechos socio-políticos. Se refiere también a una manera humana de relacionarse con las otras personas, con la naturaleza, con las instituciones sociales; y a la participación responsable y ética en los asuntos públicos.
 
La educación, sostienen los autores, es un acontecimiento ético que tiene como epicentro el fenómeno de la alteridad, la apertura al otro, característica intrínseca del ser humano.
 
En el artículo se hace referencia a una macroencuesta realizada por la Comisión Europea (2005) sobre la educación para la ciudadanía realizada en treinta países europeos. Asimismo, se analiza la incidencia del papel del capital social en las formas de ser y de acción cívica.
 
La educación cívica, en su sentido estrecho –se concluye– resulta insuficiente. Se sugiere incrementar la atención hacia la trama relacional del individuo para consigo mismo, con las cosas y con los demás.
Actualizado: Dic. 07, 2011
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: