Preguntas para pensar

Publicado: 
18 de abril 2015
 
«Muchos dicen que la escuela no les está enseñando a los chicos a pensar. Yo creo que es mucho peor. Les estamos enseñando a no pensar.» Bajo este enfoque crítico analiza la investigadora Melina Furman en esta conferencia las limitaciones del actual paradigma de la enseñanza -en general y de las ciencias naturales en especial-, en todos los ámbitos, incluido el de la formación docente, que se centra en la transmisión de conocimientos fácticos.
 
El interrogante «¿cómo se puede mejorar la enseñanza» es el leitmotiv de la charla, en la que se sostiene que el problema no radica en las preguntas fácticas en sí, sino en el hecho de que estas sean las únicas que se preguntan en las aulas. A raíz de este modo de enseñar, se argumenta, los alumnos aprenden que se puede «aprender» sin entender y que el aprendizaje es una tarea que hacen para los demás.
 
A pesar de que suelen enfocar la enseñanza en recordar hechos, datos y términos, relata Furman, cuando se consultó a formadores del profesorado acerca de sus objetivos, destacaron su deseo de formar docentes curiosos y críticos.
 
¿Cómo mejorar la enseñanza?
Para mejorar la enseñanza se propone formular preguntas para pensar ya que estas motivan a los estudiantes a explorar y a razonar, habilidades que les serán útiles a lo largo de la vida.
 
Apoyada en los excelentes resultados obtenidos en el marco de una investigación, que examinó los efectos de un programa centrado en la introducción de preguntas para pensar en más de cien escuelas públicas argentinas, la educadora asegura: «el cambio es posible».
Actualizado: Dic. 24, 2015
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: