¿El lenguaje puede cambiar la discriminación de género per se?

Publicado: 
10 de febrero 2015
 
A partir de la definición de la discriminación de género como la actitud desigual hacia una persona en función de su sexo, se expone en esta comunicación que este trato a nivel cotidiano se nutre de diversas instituciones (política, educativa, religiosa y demás), y de las normas y discursos predominantes en la sociedad.
 
«Todas las palabras tienen una lectura de género», sostiene el autor que ve en la lengua no sólo el reflejo de los estereotipos de género vigentes sino un factor que los afianza, ejemplificando con el uso generalizado del masculino para ambos sexos.
 
Pero, por otro lado, sustenta que la discriminación no depende de una referencia circunstancial sino que está relacionada con representaciones sociales que se construyen desde el sujeto, manifestándose en la sociedad, y viceversa.

Para cambiar la realidad, concluye, hay que recurrir al ser y no al lenguaje.
Actualizado: Mar. 10, 2015
Imprimir
Comentario

Compartir:

Comentarios en Facebook:

Agregar comentario: